sábado, 13 de septiembre de 2014

El Berrocal II: el asalto a Los Praderones


En la entrada anterior contábamos la historia y conflictos del monte "El Berrocal", un gran espacio agroforestal que compartíamos con los municipios de Becerril, El Boalo, Cerceda, Mataelpino y Manzanares el Real. Y también explicamos lo que sucedió tras el desmantelamiento del régimen mancomunal y la división administrativa municipal.

Pero para contar lo que vino después, para construir el relato del asalto a los restos de El Berrocal, es imprescindible explicar la historia del crecimiento urbanístico en Moralzarzal, en especial el tremendo cambio en este municipio a partir de la mitad de la década de los 90. Os aseguro que no ha sido fácil hacerlo, y que reconozco que resulta bastante difícil entenderlo. A ver que tal me sale.

Volvamos al origen, a El Berrocal.

Área ocupada antiguamente por el monte El Berrocal, o Dehesa de El Berrocal, y su división administrativa en el primer tercio del siglo XIX. Mapa IGN de 1923.
A partir de los años 60 empezó la demanda de usos residenciales en los pueblos de la sierra.

A finales de esta década, el ayuntamiento de Moralzarzal segregó con fines urbanizadores la finca de El Berrocal, de 143 hectáreas de suelo público procedente de los montes de propios herencia de la desaparición del régimen comunal y la desamortización. Más de la mitad de El Berrocal (62 Ha) fue segregado para construir la urbanización El Berrocal Sur y el Polígono Capellanía.

En las localidades vecinas, el comienzo del boom urbanístico dio lugar a las urbanizaciones El Berrocal I y II (Mataelpino) y El Berrocal III y IV (Becerril de la Sierra). Manzanares el Real y Cerceda le fueron infieles al nombre original de la finca, denominando La Ponderosa de la Sierra a la urbanización construida en el enclavado, y Las Praderas a la urbanización de Cerceda.

En Moralzarzal, las restantes 81 hectáreas, conocidas por los topónimos Los Praderones, Los Berrocales de Moralzarzal y El Gamonal, al norte, se mantuvieron como de uso vocacional ganadero, rodeadas por estas urbanizaciones.
Detalle del antiguo dominio de El Berrocal en la fotografía aérea de 2011. Los cambios de color muestran las zonas  arboladas (puntos verdes), los afloramientos rocosos o berrocales (color crema), las zonas de vocación ganadera (verde claro), las antiguas canteras convertidas en lagunas (puntos oscuros), zonas urbanizadas, viales, etc.
En las elecciones municipales de 1995, el Partido Popular arrebató la alcaldía de Moralzarzal al PSOE. Y superar las barreras urbanísticas de las Normas Subsidiarias en vigor en aquel momento, aprobadas en 1992, fueron pronto una prioridad del equipo de gobierno.

De manera especial, y desde entonces, los responsables municipales de Moralzarzal han fijado su objetivo en la urbanización de la finca de Los Praderones/El Gamonal (81,75 hectaŕeas), que por su ubicación mantiene pastos frescos cuando en otras zonas de Moralzarzal el pastizal ya se ha agostado.
Mapa del IGN de 2002 donde se aprecia el proceso de urbanización sobre el antiguo dominio de El Berrocal: Urb. La Praderas (Cerceda), La Ponderosa de la Sierra (Manzanares El Real), El Berrocal I y II (Mataelpino), El Berrocal III y IV (Becerril de la Sierra) y El Berrocal Sur (Moralzarzal).
Pero durante la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana de Moralzarzal, entre los años 1998 y 2003, la Comunidad de Madrid, también en manos del Partido Popular, ha rechazado tajantemente que un municipio como el nuestro pueda aspirar a un planeamiento urbanístico que pretende pasar de una población de 6.500 habitantes a más de 30.000.


Amparándose en la Ley del Suelo de 1998, la Comunidad de Madrid denegó en 1999 la aprobación de desarrollos urbanísticos en dicha zona con, entre otros, los siguientes argumentos: “La creación de un nuevo núcleo (El Gamonal) al Norte de la carretera M-607 daría lugar a un continuo urbano que integra los núcleos de Matalpino y Cerceda incorporando las urbanizaciones de El Berrocal y La Ponderosa de la Sierra al Norte y el Retamar al Sur del río Navacerrada”. Y también :“Es criterio regional el mantenimiento de la actual discontinuidad de los núcleos existentes, preservando del desarrollo urbano los espacios intersticiales que deberán integrarse en un sistema continuo de espacios protegidos”.

Pero en mayo de 2000 la urbanización de Los Praderones se contemplaba en el avance del Plan General de Ordenación Urbana de Moralzarzal. Y de nuevo la Dirección General de Calidad y Evaluación Medioambiental dictaminó en marzo de 2001 que no procedía seguir creando suelos urbanizables "aislados del casco urbano".
Desarrollos urbanos previstos en el Avance del PGOU de 2002, donde se preveían 6 sectores edificables para 3.873 viviendas, el 40% de las cuales deberían ser vivienda de protección oficial (VPO) según obliga la legislación. El Ayuntamiento optó por eximir al resto de sectores edificables de la obligatoriedad de construir VPO, agrupándolas en el suelo público de Los Praderones. Hasta la fecha, únicamente ha sido desarrollado el Sector 2 (Las Hachazuelas) Fuente: II Promoción de Vivienda Pública Municipal, Moralzarzal 2002.

Dado que las Normas Subsidiarias no eran aprobadas por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Moralzarzal solicitó su aprobación por "silencio administrativo". Desde la CAM se recordó al consistorio que estaba pendiente que fueran subsanadas las modificaciones solicitadas, en especial la urbanización de Los Praderones.

Página 9 del diario "El Telégrafo" del día 21 de abril de 2001.


A finales de 2002, el Consejo de Gobierno de la Comunidad, presidido por Alberto Ruiz-Gallardón, denegaba la clasificación de Los Praderones como suelo apto para urbanizar. El dictamen se amparaba en informes emitidos por las consejerías de Urbanismo y de Medio Ambiente. Este último advertía de los peligros que tenía construir en esa zona por las "implicaciones medioambientales", y ponía de manifiesto la "extraordinaria presión que con esta nueva ocupación se produciría sobre los espacios naturales del piedemonte serrano y en el propio parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares, lo que provocaría un previsible deterioro de sus valores medioambientales". El informe recordaba que urbanizar Los Praderones iba en contra de la Ley Estatal del Suelo de 1998.
Proyecto de urbanización de Los Praderones en el Avance del PGOU de 2002: 2.672 viviendas, 1549 de ellas protegidas. Fuente: II Promoción de Vivienda Pública Municipal, Moralzarzal 2002.

La Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid acordó informar favorablemente la Revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Moralzarzal, exceptuando el ámbito denominado “Área de Reparto 4 – Los Praderones”, instando a su declaración como Suelo No Urbanizable de especial protección ambiental.
Página 7 de el diario "El Telégrafo" del 12 de octubre de 2002. En la entrevista del periodista, el Sr. Alcalde asegura que la decisión de la Comunidad de Madrid de no dejar urbanizar Los Praderones es un grave perjuicio para los vecinos y que le cuesta al ayuntamiento 10.000 millones de pesetas.
Como ha venido haciendo todos estos años, durante la campaña electoral de 2003, y pese a las varias negativas desde la CAM, el PP en Moralzarzal vuelve a la carga con sus planes urbanísticos.

Página 24 de el diario "Sierra Madrileña" del 5 de abril de 2003. En la entrevista, el Sr. Alcalde reconoce que "hemos crecido más de los que nos hubiera gustado", y daba un gran titular: "vamos a poner el techo del crecimiento de Moralzarzal"
El PP gana las elecciones municipales de mayo de 2003, y a principios de 2004, se presenta un nuevo Avance del Plan General a información pública que incluye la recalificación de Los Praderones y la Dehesa, un monte catalogado de utilidad pública.

Dicho plan había sido elaborado por el Director General de Urbanismo y Planificación Regional de la Comunidad, Enrique Porto Rey, arquitecto que tuvo que cesar de su cargo en diciembre de 2003 tras el escándalo producido por la "confusión" entre sus actividades profesionales privadas (redacción de proyectos urbanísticos) y sus responsabilidades políticas.
Fuente: Anti-corrupción decide investigar los manejos del Director de Urbanismo de Madrid. http://www.losgenoveses.net/Los%20Asuntillos/casosmadrid/casoporto/casoportorey.htm

Este nuevo proyecto tuvo una fuerte contestación social, y el plan fue desestimado por los responsables de urbanismo, como en anteriores ocasiones. La urbanización de Los Praderones quedó nuevamente paralizada. Pero durante los años 2005 y 2006 las canteras de “Los Praderones” se rellenaron con residuos de construcción, por orden municipal y desoyendo los informes que hablaban de las poblaciones de anfibios de interés que habitaban estos espacios.

En 2007, el PP vuelve a ganar las elecciones municipales en la conocida ya como "Marbella de la Sierra", y el diario El País, en su suplemento "Propiedades", dedica una página entera para ilustrar lo que está pasando en el municipio. Una particular "burbuja inmobiliaria" se estaba gestando en Moralzarzal. Eran los buenos tiempos del ladrillo....
Página 4 del suplemento Propiedades del diario El País del 2 de enero de 2009, titulado: Promoción y construcción: razón aquí. El periodista señala que algunos responsables municipales, como el Alcalde y dos concejales, compaginan su actividad política con negocios ligados a la construcción y la promoción inmobiliaria. Entre los tres cuentan con ocho sociedades operativas. La titularidad y administración de estas empresas, según consta en el Registro de la Propiedad, están a nombre de sus esposas e hijas.
En 2009, tras la aprobación el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra del Guadarrama, Los Praderones quedaron incluidos dentro de las Zonas de Transición establecidas en el plan, ya que “perviven elementos del paisaje rural tradicional, cuya calidad como marco de vida de las poblaciones y como patrimonio de la región es preciso conservar”. Y se añade que “(...) se procurará preservar sus calidades y sus valores paisajísticos". El PORN delimitaba y caracterizaba estas áreas “con el ánimo de constituirse en una directriz de planeamiento que garantice su preservación, evitando un urbanismo desordenado, masivo o perturbador del difícil equilibrio actual”.
Mapa de zonificación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama, donde el sector de Los Praderones y el Monte de Utilidad Pública Ladera de Matarrubia son incluidos dentro del ámbito de dicho plan como "Zonas de Transición". Fuente: Comunidad de Madrid.

¿Fin de la historia? Nooo.... En 2011, y por quinta vez consecutiva (1995, 1999, 2003, 2007 y 2011), el PP vuelve a ganar las elecciones municipales en Moralzarzal y, a pesar de las múltiples negativas anteriores del Gobierno regional, en marzo de 2013 vuelve al asalto de Los Praderones.

Si hace 12 años se proyectaban 2.672 viviendas (1.549 protegidas), más equipamientos e infraestructuras (avenidas, colegios, estación de autobuses, zonas verdes, actividades terciarias...); y en 2006 pasaron a 1.600 viviendas (500 protegidas); el proyecto de 2013 rebaja el número hasta 733 viviendas (439 VPO, 188 multifamiliares libres y 106 unifamiliares libres) en 57 de las 81 hectáreas totales de este sector.
Proyecto de urbanización de Los Praderones presentado por el Ayuntamiento de Moralzarzal en 2013. Fuente: Modificación puntal de las Normas Subsidiarias de Moralzarzal, agosto de 2013.
¿Pero es que hace falta más suelo residencial en Moralzarzal?

En este municipio, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha dejado una cara factura, con 454 parcelas urbanizadas, pero mayormente vacías, en el sector de "Las Hachazuelas". Se tardará más de una década en agotar la actual oferta de suelo residencial. Además, las Normas Subsidiarias del municipio de El Boalo tienen previsto construir más de 1.600 viviendas, 244 de las cuales en el ámbito cercano a Los Praderones.

¿Entonces? Llegado este punto, y para deshacer el ovillo de Los Praderones, es fundamental traer a colación el asunto de la Vivienda de Protección Oficial.

Desde la aprobación de las normas subsidiarias de Moralzarzal, en enero de 2003, hasta la fecha, se han aprobado 5 planes parciales (Navacerrada, Las Hachazuelas, Los Linarejos, Cercas del Indiano y Berrocal Sur), y en ninguno de estos desarrollos urbanísticos el Ayuntamiento de Moralzarzal ha tenido interés en obtener suelo para vivienda protegida, incumpliendo el artículo 38.2 de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, en el que se establece la obligatoriedad de reserva de un 30 por 100 de la edificabilidad residencial de los desarrollos urbanísticos que se realicen en el municipio, que deberán destinarse a viviendas sujetas a algún régimen de protección pública.

También, los sucesivos planes parciales han desoído el clamor de la Dirección del Colegio El Raso y las asociaciones de padres de alumnos por la construcción de un nuevo edificio.

¿Qué hace el ayuntamiento? Las necesidades de un nuevo colegio se solucionan amenazando un monte de utilidad pública de alto interés cultural y patrimonial (al que se une recientemente la propuesta de campo de golf), y la vivienda de protección oficial se resuelve con suelos calificados como no urbanizables de especial protección ambiental, Los Praderones.

No dejemos sin mencionar el asunto de la propiedad de los terrenos de Los Praderones/El Gamonal. En el proyecto de hace una década, el 40% de los terrenos que se pretendían urbanizar eran de propiedad privada. En el último proyecto, el de 2013, no sabemos el porcentaje público y privado, pero el Ayuntamiento de Moralzarzal reconoce que es el mayoritario pero no el único propietario de los terrenos.

¿Y quienes son esos otros propietarios? La página del suplemento de El País del 2 de enero de 2009 señala a una empresa denominada "Esta vez sí" (creada en agosto de 2006 cuando sale a información pública el nuevo avance del plan general) como propietaria de terrenos en este sector. Los administradores que figuran en el Registro son la esposa del Alcalde y el Concejal de Vivienda Joven. Ejerce de apoderada la hija del primer edil. 

Entrada a la finca de Los Praderones (Moralzarzal), con La Pedriza (Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama) al fondo. Autor: Miguel Ángel Soto
El próximo capítulo de la historia de Los Praderones quizás se escriba antes de las próximas elecciones municipales de mayo de 2015, ya que la CAM se tiene que pronunciar sobre la nueva "Modificación Puntual" de la Normas Subsidiarias.

Ya termino este infumable post. La historia de Los Praderones y, en general, el urbanismo en Moralzarzal, no es con toda probabilidad el peor ejemplo de lo que ha pasado en este país en materia urbanística. Pero bien puede servir como ejemplo o caso de estudio para explicar la historia (inacabada) de la burbuja inmobiliaria y, peor aún, de la ocupación de los cargos públicos por gente procedente del ladrillo en la Sierra de Guadarrama y su entorno.

Y también para explicar un modelo de hacer política y planificación urbanística impregnada de una ideología: el desinterés de los poderes públicos por el interés general y el uso de la planificación urbanística para beneficios de unos pocos.


(Continuará)


Otras entradas relacionadas

El Berrocal, un monte testigo del régimen mancomunado
http://historiasdemoralzarzal.blogspot.com.es/2014/08/el-berrocal-o-los-restos-de-un-pasado.html

La pérdida de los bienes comunales y de propios en Moralzarzal
http://historiasdemoralzarzal.blogspot.com.es/2012/12/la-perdida-de-los-bienes-comunales-y-de.html


Fuentes para la elaboración de esta entrada: